Lunes, 29 Agosto 2016 11:36

Cicatrices

Tus brazos y tus pies están llenos de cicatrices casi imperceptibles, pero yo las veo cada día. Son minúsculas, son muchas, son duras. Cada una representa múltiples pinchazos en tu piel, hospitalizaciones, urgencias, sufrimiento. Tu sufrimiento, mi sufrimiento, nuestro sufrimiento. Las miro y revivo, por eso no las busco. Me las encuentro en un masaje, en una caricia, en un juego de cosquillas. Y lo revivo. Lo recuerdo con nitidez y duele. Tu cicatriz más visible, en mitad de tu cara, es las que menos veo. Me pasa desapercibida. Te dolió mucho, nos dolió mucho, pero mejoró mucho tu calidad de vida, la nuestra. Tu cicatriz más oculta, en tu cuello, es la que no quiero ver. Me recuerda el peor día de nuestras vidas. Ahí estará para siempre.
Jueves, 18 Agosto 2016 09:18

Tutorial de sonajero adaptado

Los sonajeros son los primeros juguetes de los bebés. Se los ofrecemos como material de estimulación, de entretenimiento, incluso como herramientas para calmarles. Pero, ¿alguna vez te has parado a pensar en sus características? ¿Es el material más adecuado para los bebés? A priori parece que sí. Es un elemento que llama su atención, estimulando, en principio, el sentido del oído, pero también la vista y el tacto. Además, sirve para favorecer la psicomotricidad fina si tratan de cogerlo. Parece difícil que haya sonajeros en el mercado que no sean adecuados, sin embargo, lo que a mí me ha resultado difícil es encontrar sonajeros que le sirvan a Daibel. Por ello, se los fabricamos en casa, lo que aporta un montón de beneficios. Hoy te traigo un tutorial para que tú puedas crear uno en casa. Los sonajeros de Daibel tienen las características adecuadas, las que él necesita, pero te invito a pensar si estas características son también adecuadas para cualquier bebé. Cuáles son sus características Estos sonajeros son simples, pero simples de verdad: pocos colores, formas y estampados sencillos, sin estridencias. Solemos hacerlos con formas redondeadas, que nos las que primero ven los bebés. Los que veis en las imágenes…
¡Soy una suertuda! Estoy rodeada de gente que quiere ayudarnos. DesdeEcology Call Vision, una plataforma de emprendedores ecosolidarios que promueven productos y servicios sostenibles con el medio ambiente, apoyando causas sociales locales, nos han propuesto una campaña para ayudarnos a pagar los tratamientos que Daibel necesita. En este post te cuento por qué me los han ofrecido, cómo va a funcionar la campaña y en qué consiste el sorteo que vamos a realizar. De quién ha sido la idea Conocí a Rosa, miembro del equipo Ecology Call Vision, hace 4 años cuando la Red de Recuperación de Alimentos de Rivas (RRAR) estaba arrancando y trabajamos para ponerla en marcha. Por aquel entonces, la crisis se había llevado por delante el negocio familiar de Rosa y estaba en pleno proceso de reinvención profesional. Yo la ayudé en lo que pude y siempre he sentido que fue poco. Yo estaba ya embarazada y, cuando Daibel nació de aquella forma inesperada, dejé toda mi vida aparcada, incluida a Rosa y a la RRAR. Siempre me he sentido mal por ello, porque dejé a muchas personas colgadas con diversos asuntos aquel septiembre de 2013. Sin embargo, Rosa se ha hartado siempre de decirme que yo la…
Lunes, 18 Julio 2016 15:22

13 meses de lactancia extraída

Después de mucho leer y charlar he llegado a la conclusión de que no hay dos lactancias iguales, ni si siquiera tratándose de hermanos. En internet se puede leer mucho sobre diferentes dificultades a las que las madres se pueden enfrentar: grietas, frenillo, crisis de lactancia, etc. Pero me cuesta encontrar historias como la que hoy os traigo. Quiero hacer visible que estos casos existen. Yo conozco al menos 3 y me parecen admirables. Cuando pensamos en lactancia se nos viene a la cabeza una madre amantando a su hijo o hija.  Podemos incluso pensar en una madre extrayéndose leche en el trabajo mientras su peque está en la escuela infantil. Pero es raro que se nos ocurra pensar en que hay bebés que se alimentan de lactancia materna exclusiva y prolongada sin succionarla en ningún momento del pecho de su madre. Hoy os cuento la historia de Izas y Hugo, una lactancia que duró 13 meses en los que la madre estuvo sacándose y almacenando leche todos los días para que su hijo tuviese lo que ella consideraba que era lo mejor. Hugo está afectado por el Síndrome de Wolf-Hirschhorn, una enfermedad rara de la que ya os hablé…
Página 6 de 15