¡Soy una suertuda! Estoy rodeada de gente que quiere ayudarnos. DesdeEcology Call Vision, una plataforma de emprendedores ecosolidarios que promueven productos y servicios sostenibles con el medio ambiente, apoyando causas sociales locales, nos han propuesto una campaña para ayudarnos a pagar los tratamientos que Daibel necesita.

En este post te cuento por qué me los han ofrecido, cómo va a funcionar la campaña y en qué consiste el sorteo que vamos a realizar.

De quién ha sido la idea

Conocí a Rosa, miembro del equipo Ecology Call Vision, hace 4 años cuando la Red de Recuperación de Alimentos de Rivas (RRAR) estaba arrancando y trabajamos para ponerla en marcha. Por aquel entonces, la crisis se había llevado por delante el negocio familiar de Rosa y estaba en pleno proceso de reinvención profesional. Yo la ayudé en lo que pude y siempre he sentido que fue poco. Yo estaba ya embarazada y, cuando Daibel nació de aquella forma inesperada, dejé toda mi vida aparcada, incluida a Rosa y a la RRAR. Siempre me he sentido mal por ello, porque dejé a muchas personas colgadas con diversos asuntos aquel septiembre de 2013. Sin embargo, Rosa se ha hartado siempre de decirme que yo la ayudé mucho. Nos vemos poco, pero, siempre que nos cruzamos me cubre de besos y abrazos, me da las gracias y me dice que me quiere. Creo que no merezco tanto, que podría haberla ayudado mucho mejor si nuestras circunstancias hubieran sido diferentes, pero me alegro muchísimo de que a ella le sirviera.

Dentro de su reinvención profesional, Rosa ha comenzado a promocionarproductos ecológicos de alto rendimiento para el cuidado del hogar, la salud y la belleza de la casa Amway, comprometida con la sostenibilidad del planeta desde 1959 y presente en más de 100 países. Me ha ofrecido realizar una campaña ecosolidaria mediante la cual Ecology Call Vision donará el 50% de los beneficios de las ventas en los meses de agosto y septiembre de 2016 para que podamos pagar los tratamientos de Daibel.

131

Yo ya he probado los productos

Llevo ya unos meses usando los productos que promueve Ecology call vision y estoy encantada. En casa siempre hemos tratado de ser responsables con el consumo que hacemos en general. Tratamos de favorecer con nuestras compras el comercio local, consumir productos naturales y ecológicos, con envasados sostenibles y también reciclamos y reutilizamos. Pero uno de nuestros asuntos pendientes eran los productos de limpieza del hogar. Cuando hay niños por casa, usar productos no tóxicos, respetuosos con el medio ambiente y nuestra piel, me parece importante. No terminaba de animarme porque yo iba viendo los precios y entendía que no me lo podía permitir. Pero un día Rosa vino a mi casa, me los mostró  y cambió mi visión. Ella me contó que estaba promoviendo productos ecológicos y me explicó que muchos vienen concentrados y son multiusos, por lo que la cantidad de producto que hay que usar es mucho menor respecto a las marcas convencionales, así que sale a cuenta. Además, no son tóxicos para los niños, ni mascotas, ni alérgicos a productos químicos porque no contiene cloro, fosfatos ni lejía. Me enseñó cómo usarlos y me dejó unas muestras. ¡Quedé encantada!

Os cuento mi experiencia con los que ya uso en casa:

Detergente para lavadora SA8 color 3 kilos

132

 

Con este producto se entiende muy bien el cambio que hay que hacer con las cantidades a utilizar. El detergente convencional que usaba anteriormente, cuenta con casi 3 kilos de producto y da para 44 lavados. Sin embargo, con el detergente de Amway, aunque es más caro, hago 120 lavados con 3 kilos de producto, así que ahí tengo el ahorro. Además, el resultado es estupendo. Puedes seguir ahorrando dinero porque no necesita suavizante, ya que no deja la ropa acartonada.

Yo estuve una temporada usando nueces ecológicas de lavado, que son una opción fantástica, pero cuando Daibel comenzó a comer con cuchara y a ensuciarse mucho (muchísimo, al nivel de ‘es mejor quemar ese babero que lavarlo’), dejaron de hacerme apaño. Con este detergente tengo el resultado que necesito. Ando con poco tiempo como para andar pre tratando manchas y esto es algo que me he ahorrado respecto al detergente convencional. Los baberos salen con un resultado muy diferente e higienizados ecológicamente.

Activador de color, 1/2 kilo

Este producto sirve para conseguir colores más vivos y blancos más blancos. Las cortinas que tenemos en el salón nos las regaló, a través del Banco del Tiempo de Rivas, una persona que las había tenido guardadas durante mucho tiempo, por lo que habían perdido el blanco y estaban grises. Las metí en la lavadora con el activador y salieron estupendas. Con el paso de los meses se van oscureciendo, pero se nota mucho cuando están recién lavadas con este producto -que no las desgasta como las lejías convencionales- porque recuperan la luminosidad.

Con medio kilo de este producto, puedes hacer 33 lavados. También sirve para pre tratar manchas difíciles como vino, zumo, bolígrafo…

Limpiador orgánico concentrado multiusos

133

¡Éste me encanta! Os lo recomiendo 100%.

 Es un producto a base de coco y aloe vera con cítricos, que puedes usar para cualquier cosa: sirve para pre tratar manchas difíciles en la ropa (helado, sangre, tinta, chocolate, potito, cacas de dientes…) , limpiar la encimera de la cocina, la vitrocerámica, los muebles de madera, los sanitarios del baño, los cristales, el suelo, quita olores... y, por si te parecía poco, con el agua del cubo de fregar, puedes regar las plantas y sirve como abono, fertilizante y ahuyentador de cucarachas  ¡Una maravilla!

Sale baratísimo porque viene concentrado y para usarlo hay que diluirlo en agua. El envase es de 1 litro, pero al diluirlo, consigues 166. Ahorras mucho dinero por lo que cunde, pero también porque hay muchos productos que no tienes que volver a comprar.

Estos son los productos que yo tengo en casa desde hace meses, pero puedes adquirir muchos más. Yo, por ejemplo, estoy interesada en hacerme con el lavavajillas líquido porque también tiene un montón de usos y me parece el producto perfecto para lavar los biberones de Daibel.

Cómo colaborar con la campaña ecosolidaria

Desde Ecology Call Vision se han currado un formulario de Google para la campaña con información útil de cada producto en promoción. Al final encontraréis el formulario para hacer el pedido. De todas las ventas realizadas por esta vía en los meses de agosto, septiembre y octubre, nos donarán el 50% de los beneficios y con eso pagaremos los tratamientos que Daibel necesita.

Pincha aquí o en la imagen para dirigirte al formulario.

13portada

 

¡Participa en el sorteo!

Para que tengáis la oportunidad de probarlos, vamos a sortear una cesta con muestras de productos Amway y un litro del limpiador multiusos. Podéis participar hasta el 5 de septiembre.

Para participar en el sorteo, debes seguir estos pasos:

  1. Seguir a Crianza Mágica en Facebook
  2. Seguir a Ecology Call Vision en Facebook
  3. Compartir en tu perfil de Facebook este post y/o la imagen de la campaña.
  4. Rellenar este formulario (es para poder ponerme en contacto contigo si has ganado)

 

Publicado en Crianza

Tenía muchas ganas de contarte que en el Banco del Tiempo de Rivas (BdT) tenemos un grupo de madres que funciona como red de intercambio. Además, así inicio una serie de publicaciones sobre #AhorroyCrianza, dos conceptos que en ocasiones no se llevan demasiado bien, pero que, con un poco de ingenio, pueden ir de la mano.

Yo pertenezco al BdT desde hace unos 5 años y en este tiempo me he ido involucrando cada vez más, hasta el punto de que soy gestora desde septiembre. Estoy muy orgullosa de esta organización en la que pretendemos crear barrio, recuperar la comunidad y la solidaridad entre vecinos de una ciudad grande.

Cómo funciona el BdT

Si no conoces los Bancos del Tiempo, te preguntarás cómo funcionan. Yo te lo cuento. Cuando te apuntas a un BdT ofreces tu tiempo para hacer cosas por otras personas. Yo, por ejemplo, ofrezco ayudar a hacer la comida para fiestas, enseñar a usar la Thermomix, el ordenador y a bailar danza del vientre. Cuando alguien necesita algo de esto, me llama, le hago el servicio y después registra en mi contador las horas que he invertido. Yo puedo llamar a esa persona u otra cualquiera para que me meta los bajos de unos pantalones, me dé un masaje o me acompañe a la compra, por ejemplo, y le pagaré con las horas que tengo en mi cuenta.

Éste es el proyecto básico del BdT, pero de esta organización ha ido surgiendo otros proyectos como la tertulia literaria Tiempo de Lectura, el grupo de labores Té con Tela, o la red de intercambio Mamis del BdT.

Así surge el grupo de Mamis del BdT

Dentro del BdT ya había surgido de forma natural una red de intercambio de ropa infantil entre algunas madres que se conocían. Una de ellas, Erika, un día le propuso a las gestoras del BdT crear un grupo de Whatsapp de madres en el que poder hacer estos intercambios de manera más fluida y con otras madres que se quisieran unir. La idea tiró hacia adelante y fue todo un éxito.

En este grupo de unas 20 personas, ofrecemos lo que nuestros hijos ya no utilizan o pedimos cosas que necesitamos antes de ir a comprarlas. No sólo intercambiamos ropa, también juguetes u otros objetos infantiles como tronas, bañeras o carros. De este modo, nos ayudamos las unas a las otras, ahorramos, reducimos el consumismo y, en consecuencia, colaboramos a mejorar el medio ambiente. ¡Qué completo!

Yo a Daibel no le he comprado casi nada de lo que tiene. Su armario está repleto de ropa heredada de Nora, Martín o Iker. Algunas cosas sí las hemos pedido como regalo aprovechando cumpleaños o navidades, ya que hay ciertas prendas, como los pantalones, que no son fáciles de encontrar para Daibel debido a su constitución. Ahora estamos usando el carro de otro niño, así como también fueron prestados el cambiador o la cuna que estuvimos usando el primer año. Cuando Daibel lo dejó de usar, pasó al siguiente.

8mamis3

Es curioso ver cómo las cosas vuelven cuando las necesitas. Eso le pasó a Rosy, que se deshizo de todas las cosas de sus dos primeros hijos porque pensaba que no iba a tener más, pero Ángel fue toda una sorpresa para la familia. Un día quedé con ella para llevarle ropa que me había pasado Sara y se alegró y sorprendió mucho al ver que la mayoría de lo que le llevaba era en origen de sus dos hijos mayores.

Además, las cosas que no va a usar nadie en el grupo las donamos a otras organizaciones que se las hacen llegar a personas que las necesitan. De este modo, hemos colaborado con Rivas Sahel donando ropa para niños saharauis y en campañas de recogida de juguetes para hospitales y también en Navidad.

Somos una tribu

En el grupo no sólo intercambiamos objetos. También compartimos información útil sobre crianza y debatimos sobre ella, consultamos dudas, nos proponemos planes con los hijos e hijas y también organizamos un encuentro al trimestre. Esto nos permite conocernos y seguir ayudándonos, construyendo así una ‘tribu artificial’ pero sólida de ayuda mutua y desinteresada.

8mamis1

Los encuentros nos sirven para conocernos, pero también para realizar intercambios de objetos y conocimientos. En enero el encuentro se basó en compartir ideas para hacer disfraces a bajo coste. Tenemos una mamá, María, que es una auténtica experta en esto y nos dejó alucinadas con sus originales ideas. En Semana Santa salimos a hacer en familia la ruta de El Soto de las Juntas. Hace unas semanas nuestro encuentro fue sobre ruedas y quedamos con patines, bicicletas y triciclos para compartir la tarde. En esta ocasión, otra María, que además hace las veces de nuestra fotógrafa, nos enseñó algunos trucos de patinaje. Ya estamos organizando el próximo encuentro cuyo tema será primeros auxilios, ya que contamos con enfermeras pediátricas en el grupo. ¿No es una maravilla que cada una le pueda enseñar al resto lo que sabe?

8mamis2

Crea tu propia red

Desde aquí, me gustaría animarte a que participes en una red de intercambio como esta. Ya ves que tiene muchos beneficios. Para poder participar en la nuestra, tienes que vivir o trabajar en Rivas y ser invitada al grupo por una persona que ya sea miembro, o bien, acudir a uno de nuestros encuentros presenciales. Esto reduce bastante las posibilidades, por ello te invito a que crees tu propia red en tu barrio o en tu pueblo, con las madres de tu entorno. Me ofrezco a ayudarte si te embarcas en este preciosos proyecto.

¿Participas en una red de intercambio? ¿Te animas a crear una en tu barrio?

Publicado en Crianza