En Crianza Mágica queremos proponerte planes inclusivos para realizar con niños con discapacidad. Para eso está esta sección de actividades. Hoy, he vuelto a invitar a Izas –que ya nos contó cómo fue su lactancia con Hugo- para que nos explique cómo se lo pasa su familia en una divertida actividad de arte. Con ella os dejo… En busca de actividades Cuando tienes un niño con discapacidad, hay días en los que sientes que no encajas en el mundo. Es complicado buscar actividades que se adapten a sus necesidades y que le permitan, a la vez, disfrutar del juego con otros niños de su edad. El parque es una verdadera selva donde impera la ley del más fuerte y la discapacidad no juega a su favor. Esto se complica aún más los días de frío o lluvia. Los parques de bolas no son una opción para los niños que no caminan. Te pones a buscar planes y al final terminas ideando tus propios juegos en casa porque, como decía, ningún plan parece adaptarse a las necesidades de tu hijo.  Buscando ideas y alternativas en internet, un día encontramos el plan perfecto para que Hugo pudiera estar bajo techo, con otros…
Hace unos días me regalaron unos gusanos de seda y no puedo estar más entusiasmada y agradecida. Es un auténtica viaje a mi infancia que me trae muy buenos recuerdos. Cuando me los ofrecieron, al principio dije que no con la boca pequeña, pero al final no me pude resistir. Me negaba por no tener la ‘excusa’ de niños en casa a los que enseñarles el proceso. Ojalá Daibel pudiese disfrutarlo. Pero al final, me deje llevar porque esto a mí me hace feliz y no necesito ninguna excusa para disfrutarlo. ¡Me tienen loca! Estos 6 gusanitos evolucionan a una velocidad de vértigo y me encanta mirarles. Les he construido una casa bonita en una caja de zapatos y estoy escribiendo un diario con sus avances. Aquí iré compartiendo su evolución y mis aprendizajes. ¿Te animas a observar #ElCicloDeLaVida? DÍA 1: 30 de abril Les he construido una casita y les he conseguid comida de la morera que hay en frente de la casa de Toñi (¡gracias!). Son un poco más pequeños que el diámetro de una moneda de un euro. Zampan muchísimo, así que creo que pronto doblarán su tamaño.     DÍA 2: 1 de mayo Me he…
Siempre he pensado que el yoga no es para mí. Prejuicios. No podía saberlo si nunca lo había practicado. Pensaba que era una actividad poco dinámica, que requería mucha concentración, flexibilidad y consciencia al respirar. Cosas que no se me dan bien. No digo que no sea así, en su sentido más puro, pero no deja de ser una actividad de autoconocimiento en la que llegas hasta donde puedes, hasta donde estás preparada. Hasta donde yo puedo ahora, hasta donde está preparada mi familia a llegar, es a asistir con Daibel a prácticamente todas partes, pero eso, las actividades que quiera realizar tienen que estar pensadas para que él pueda estar presente. He tenido la suerte de conocer a Vito Maganto, una profesora de yoga que hace sesiones con bebés, embarazadas, en familia, para niños… Nuestro primer contacto fue telefónico. Ella me daría paso en la presentación que hice en Rivas del proyecto de Aguamarina, Mamamorfosis. Ahí ya había magia… Después a ella y otras mamás que participamos en aquella jornada, las ofrecí venir a mis clases de danza del vientre. Ella aceptó y gracias a eso nos hemos ido conociendo más. Como las clases las imparto a través del…
Miércoles, 30 Marzo 2016 08:10

El Soto de las Juntas, una ruta para todos

Una de las cosas que más me gustó cuando vine a vivir a Rivas es que está rodeada por el Parque Regional del Sureste, una zona protegida llena de rutas muy bonitas que me encanta recorrer en diferentes épocas del año, ya que siempre se descubre algo distinto. Mi ruta preferida es la del Soto de las Juntas. Se encuentra en el kilómetro 19 de las A-3, es apta para todos los públicos y es una de las que presenta más diversidad hidrográfica, vegetal y de relieve. Hace ya tiempo que compré un libro sobre el parque, me informé en diferentes webs y aprendí a guiar la ruta. Lo he hecho ya en 4 ocasiones y quiero contaros la experiencia de la última vez. La cosa empezó muy bien. Fue un plan que salió de forma muy espontánea. Arancha, de El Hilo Rojo, y yo nos enseñamos unas fotos de nuestras últimas salidas al campo y convenimos que teníamos que salir un día juntas. Decidimos invitar a otras personas que tenemos en común, a mis alumnas de danza del vientre y sus familias. También lo comenté en el grupo de Mamis del Banco del Tiempo, entre las cuales se encuentra…
Página 1 de 2